ÚLTIMA HORA

LO DE CEUTA, MELILLA, MÉJICO, EE.UU. Y OTROS

 

                                Son ya muchos los años en esta nueva época de “barbaries”; en que se siguen produciendo los incalificables hechos, que recientemente se han producido en las fronteras de Melilla (territorio español y que lo es desde siglos antes de que allí se estableciera ningún sultanato musulmán) y donde, a los asaltantes negros a dichas fronteras (que hoy son europeas que es donde esos negros quieren entrar) y donde el régimen marroquí, los ha tratado peor que a animales salvajes; lo que hemos visto simplemente por las escenas publicadas en documentales televisivos; pero todo ello deben movernos a pensar y meditar y no, a ser llevados por sentimientos, que de alguna manera, son los gobiernos internacionales los que les interesa caigamos en ellos; y lo que emplean siempre como arma política y demagógica, nunca para defender nada que represente una justicia, siempre ausente.

                                Pienso como simple “mono humano”; que lo primero que tiene que asumir el mismo, es defender su propio territorio; y como lo hace aún, el resto de primates que curiosamente en su mayor parte, siguen naciendo y viviendo en África; o sea y concretando; que “ninguno de esos negros, asiáticos o resto de esas masas”, quiere venir a Europa, “a darnos nada”; ellos a lo que vienen es a incrustarse en lo que es la riqueza europea, vivir en ella y de ella, y el resto les importa dos cojones o menos; esa es la realidad si queremos llegar al motivo y fin de esos viajes.

                                Viajes que se nos dice son penosos (que no dudo lo son) pero para los que necesitan dinero contante y sonante; puesto que ese “material”, es imprescindible, para sortear o superar, a tanto bandido como esos emigrantes encuentran en su camino; por tanto los que vienen tienen que venir dotados de un dinero, que generalmente en sus países de origen no abunda en manos de “las masas”; lo que ya me dice, que son en general, gente audaz, pero preparada para una larga lucha. ¿Por qué no la emplean en luchar en sus propios territorios y librar de ellos a tanto bandido como en realidad los roba y saquea dentro de sus propias casas o lares donde nacieron y viven? ¿Acaso es que desprecian a su propia tierra madre y no ven en ella un progreso aceptable? No lo entiendo convincentemente.

                                No es que yo pretenda, que las defensas que en su día hicieron, aquellos “hispanos”, de Numancia o Sagunto, contra “romanos y cartagineses”, lleguen a hacerlo en todos los territorios de este maldito planeta; pero sí organizarse humanamente y “dispuestos a todo”; para liberarse de los verdaderos problemas locales o nacionales, puesto que los enemigos los tienen dentro, no fuera, y menos hoy en Europa… ¿Qué ello cuesta sangre, sudor y lágrimas? ¿Y dónde no costó ello en cualquier lugar del mundo donde hoy se vive más o menos decentemente?

                                La “Madre Naturaleza, Dios, La Creación”, o llamémosla como cada cual quiera; lo que es cierto es que, donde permitió, que “nacieran o residieran seres humanos, o monos humanos”; allí, existió y existen riquezas más que suficientes para que “sus tribus”, vivan, organicen su vida y cultura y no necesiten abandonar sus lares naturales por nada del mundo, salvo excepcionales individuos que siempre salen buscando la aventura y que suelen ser insignificantes minorías. Y esto nos lo dicen aún culturas, que existen en muchas partes de este perro mundo; sea en las inmensas estepas del centro de Asia, los pueblos del norte y que lindan las zonas polares, o los del sur en análogas circunstancias, aún esos pueblos nos dan ejemplo de lo que es una verdadera lucha de necesaria supervivencia, pero de la que viven y defienden de forma admirable.

                                Así es que conviene pensar y situar cada cosa en un lugar lógico y no dejarnos llevar, por tanta lástima y llantos, que en realidad no son otra cosa que hipocresías y buenos deseos, para no solucionar nada, por cuanto no hay solución.

                                Por otra parte lógico el que en cada país, existan fronteras que han de ser respetadas y que por tanto, allí, no puedan traspasarlas, nadie que no lo permitan las leyes que establezcan sus propietarios; los que por lógica humana, siempre pedirán una compensación a aquel o aquellos que quieren violarlas… “y por aquello que dicen se practicaba en los conventos de frailes… “¿qué traes hermano?”; y observen y analicen bien la frase, ¿Qué traes hermano?... ¡No qué te vas a llevar!; pues es verdad aquello tan viejo, que asevera que, “la caridad empieza por uno mismo y que hay que primero arreglar nuestra propia casa, que preocuparnos de la del vecino, al que la Creación, es seguro, le ha dado la suficiente capacidad para arreglar la suya propia”… ¡¡Pues que lo haga o empiece a hacerlo de inmediato!!

                                Es una buena solución, el decidirse a llamar, “al pan, pan y al vino, vino, y decir las cosas lo más claras posibles; así el que cada cual hemos de cargar con la carga que traemos a este perro mundo, cuya descarga no se puede descargar, si no es por nuestro propio esfuerzo; lo que por otra parte, nos llenará de satisfacción o de esa felicidad que siempre anda buscando el pobre y desgraciado “mono humano”: Amén.

 

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

Noticias más leídas del día