ÚLTIMA HORA

¿Cómo llevar a cabo una campaña de reciclaje y cuáles son sus beneficios?

Canarias Noticias - 05/12/2023
Reciclaje

El reciclaje es una práctica ecológica en la que los residuos son transformados para fabricar nuevos materiales o productos, aprovechando así su valor y minimizando su impacto ambiental. De esta manera, se contribuye a la conservación de recursos naturales y la disminución de la contaminación.

Para fomentar el reciclaje entre la población, una excelente alternativa es diseñar y ejecutar una campaña de reciclaje orientada a sensibilizar, informar, educar y promover la participación de las personas en esta práctica. 

Una campaña de reciclaje puede tener diferentes objetivos, por ejemplo, incrementar el porcentaje de residuos reciclados, mejorar la calidad de la separación de residuos, minimizar la generación de los mismos e incentivar la reutilización de los productos. Además, pueden dirigirse a una amplia diversidad de públicos diferentes, como los hogares, las escuelas, las empresas o la comunidad en general.

Beneficios del reciclaje

Llevar a cabo campañas de reciclaje en cualquier ámbito brinda una larga lista de beneficios, tanto para el medio ambiente como para la sociedad. Uno de los beneficios principales del reciclaje es la preservación de los recursos naturales. Al reciclar, se reduce la necesidad de extraer materias primas de la naturaleza, evitando la deforestación, la erosión, la pérdida de biodiversidad y el agotamiento de recursos no renovables.

Asimismo, ayuda a disminuir los niveles de contaminación, ya que se evita que los residuos se acumulen en vertederos donde pueden generar agentes contaminantes que afecten la calidad del suelo, el agua y el aire, y se reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, el reciclaje permite ahorrar energía, ya que se necesita menos de ella para fabricar productos a partir de materias primas, implicando una menor dependencia de combustibles fósiles. De igual forma, el reciclaje reduce los costes de gestión y tratamiento de los residuos, así como también la producción de nuevos productos, lo que permite ahorrar dinero.

¿Por qué es importante reciclar?

En la actualidad, la mayoría de los residuos que se generan alrededor del mundo no son reciclados adecuadamente, sino que se depositan en vertederos, se incineran o se arrojan al medio ambiente. Esto ha provocado una enorme cantidad de problemas que pueden visualizarse en los datos de diferentes organizaciones, por ejemplo, el Banco Mundial, el cual estima que la cifra de residuos sólidos producidos en el mundo podrá alcanzar los 3.400 millones de toneladas en el año 2050.

De igual forma, la OMS, la Unesco y la FAO han proporcionado datos preocupantes relacionados a la contaminación del suelo, el agua y el aire, lo que afecta la seguridad alimentaria y la biodiversidad, el consumo de agua potable y los estándares de calidad del aire. 

Por lo tanto, es de vital importancia en la actualidad promover la conciencia y la responsabilidad ambiental, así como también el desarrollo de hábitos de consumo responsable, reducción, reutilización y reciclaje, para evitar agravar estos datos acerca de la acumulación de desechos.

¿Cómo reciclar correctamente?

Para llevar a cabo una campaña de reciclaje efectiva y de manera correcta es necesario informarse acerca de la separación de los residuos según su tipo y asegurarse de depositarlos en los contenedores adecuados, los cuales suelen estar identificados por colores.

Por ejemplo, en los contenedores azules, usualmente se depositan materiales como periódicos, revistas, folios, libros, cajas, envases y otros productos de papel y cartón que no se encuentren sucios, mojados o plastificados. Por otro lado, los materiales fabricados con vidrio, como botellas, frascos, tarros y otros envases, se depositan en contenedores verdes, siempre que no contengan restos de comida, tapones o etiquetas.

Asimismo, materiales de plástico y metal como botellas, bolsas, envoltorios, bandejas, tubos y demás productos, usualmente son depositados en contenedores amarillos. De igual forma, la materia orgánica como los restos de comida, cáscaras, huesos, servilletas, papel de cocina y otros, se deben depositar en contenedores de color marrón. Por último, residuos peligrosos como pilas, baterías, bombillas y residuos con sustancias tóxicas, se deben depositar en puntos limpios o contenedores específicos habilitados para ello.

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

¿Qué está pasando en Arinaga, Gran Canaria?

¿Qué pasa con Marruecos?