ÚLTIMA HORA

Software ERP: Así puede ayudar a tu empresa

Canarias Noticias - 25/10/2022
Software ERP: Así puede ayudar a tu empresa

El proceso de transformación digital ha adquirido un alcance global. No sólo desde el punto de vista geográfico, sino también a nivel sectorial. Todos los modelos de negocio han visto mejoradas sus dinámicas de trabajo y ello en parte se debe al software ERP, un agente de cambio clave que ha propiciado una clara renovación empresarial a todos los niveles.

¿Qué es exactamente un ERP?

Las siglas de ERP significan Enterprise Resource Planning o, en español, Sistema de Gestión de Recursos Empresariales. Estos softwares tienen como principal finalidad optimizar el flujo de trabajo en el seno de las organizaciones a partir de una infraestructura digital específicamente diseñada para cubrir automatizaciones y sistematizaciones de procesos de forma centralizada. Su popularidad a lo largo de los últimos años ha seguido una tendencia sustancialmente alcista porque, al final, se trata de una herramienta que contribuye a mejorar las dinámicas de gestión empresarial así como un apoyo invaluable en la adaptación al nuevo contexto digital y a la cobertura de las necesidades específicas de que se derivan de cada modelo de negocio, también, a nivel de software financiero.

Tal y como ocurre con cualquier otro activo, la implementación de sistemas ERP va asociada a una inversión variable. Por ello, al valorar la viabilidad de su adquisición, es completamente normal que las empresas elaboren un análisis desde el punto de vista financiero y teniendo en cuenta la forma en que un ERP podría beneficiar al desarrollo de la empresa. En realidad, las ventajas que nos proporcionan este tipo de plataformas son bastante amplias. A continuación, compartimos contigo algunos de sus principales puntos fuertes. ¡Toma nota!

Centralización de datos

La instalación de un ERP permite centralizar los datos en un mismo espacio de almacenamiento. Este constituye uno de sus puntos más fuertes porque, a diferencia de lo que ocurría en el modelo convencional, la información queda unificada. Esto brinda acceso directo a todos los componentes que integran la estructura humana de la empresa y repercute sobre el flujo de trabajo.

Optimización de gestiones

El acceso simultáneo a la base de datos minimiza las probabilidades de que se produzcan errores o incidencias. Un ERP impide que se produzca redundancia interdepartamental y favorece la restitución de información divergente. Al final, los modelos comunicativos se tornan más eficaces en un contexto multidireccional y orientados a la retroalimentación. El intercambio de datos contribuye a la coordinación de equipos y potencia las metodologías ágiles y eficientes.

Polivalencia

Este tipo de softwares poseen una naturaleza líquida y escalable. Se trata de una solución abierta y altamente flexible, capaz de adaptarse a las particularidades de cada sector y especialización empresarial. Algunos de los ámbitos que un ERP puede cubrir son:

  • Funciones de ventas.
  • Control y supervisión de inventario o stock.
  • Marketing, comunicación y área comercial.
  • Contabilidad.
  • Compras, proveedores y suministros.
  • CRM.

En general, el desarrollo de ERP’s adaptados permite la distribución de sus prestaciones a partir de una estructura dividida en una serie de módulos que, a pesar de ser independientes, facilitan la coordinación entre los departamentos y facciones internas de la empresa. Al final, esto repercute de forma directa en la implementación de gestiones optimizadas de procesos, no sólo en lo que respecta al flujo de trabajo, sino también al financiero y económico.

Una buena implementación puede generar un incremento de los ratios de productividad porque todas las necesidades quedan colmadas al tiempo que se eliminan las restricciones en materia de accesibilidad y se eliminan los tiempos muertos.

Escalabilidad

Sus potencialidades en materia de escalabilidad implican una continua adaptabilidad. Al mismo tiempo que la empresa crece y se renueva, su software de gestión puede hacerlo también. Los ERP’s permiten la implementación de nuevas reestructuraciones no sólo en lo que respecta a la gestión de recursos y metodologías, sino también a nivel de comunicación o planificación. Al tratarse de un recurso orgánico, puede convertirse en un pilar fundamental dentro de las estrategias de crecimiento y desarrollo a largo plazo.

Competitividad

La digitalización ha derivado en la configuración de tejido empresarial cada vez más diversificado, pero también en la materialización de contextos mercantiles cada vez más competitivos. La relativa democratización de recursos que ha propiciado la revolución tecnológica se ha sumado a unos clientes exigentes que conviven en un entorno determinado por la instantaneidad. Gracias a una correcta gestión de procesos y a la centralización de datos, las empresas pueden incrementar su rendimiento y adquirir mayor efectividad a la hora de procesar pedidos, proporcionar una buena atención al cliente o gestionar existencias.

Al mismo tiempo, adquirir un mayor control minimiza la aparición de errores o incidencias que comprometan el estado financiero del negocio o su valor competitivo.

Internacionalización

Las empresas que cuentan con una clara proyección internacional pueden verse especialmente beneficiadas por la instalación de un ERP. Al tratarse de una herramienta de gestión múltiple y multidivisa cuenta con la suficiente versatilidad para adaptarse a contextos internacionales diversos.

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

Un agricultor explica la destrucción de la agricultura en España

Al filo de la medianoche del 2 de Febrero de 2023