ÚLTIMA HORA

La Unión Deportiva Las Palmas necesita dar salida a media docena de jugadores para competir en la próxima temporada

Canarias Noticias - 30/07/2022

Un escenario de grandes cambios continúa perfilándose en el corazón de la Unión Deportiva Las Palmas. El historial de bajas sigue creciendo después de que los jugadores cedidos y los que agotaron su contrato abandonaran el club al finalizar la temporada. Ahora se abre la segunda tanda de salidas con la marcha del guardameta Raúl Fernández, que ha rescindido su relación contractual con el club grancanario para poner rumbo a la portería del Granada. No será el único; en la lista todavía figuran media docena de nombres que igualmente dejarán el equipo presidido por Miguel Ángel Ramírez. 

Con la llegada del mercado veraniego se tiende a poner el foco especialmente en los fichajes, y es que estos están llamados a insuflar una carga de ilusión y mejoría en la plantilla que para los aficionados y el buen rumbo del equipo siempre resulta fundamental. No obstante, LaLiga decidió establecer hace ya casi una década los denominados límites salariales, con la idea de poner freno a un torbellino excesivo de contrataciones cuyas deudas estaban poniendo en jaque a más de un club y que por aquel entonces ya rozaba los tres mil millones de euros. 

A partir de ese momento, el fútbol español empezó tomar consciencia de la importancia que tienen las bajas de futbolistas en una entidad. Mientras los aplausos y la pompa se los llevan las incorporaciones, hay que tener claro que estas no podrían darse sin el ahorro de masa financiera que suponen las bajas de otros jugadores. Esta es precisamente la mecánica en la que se encuentra inmersa Las Palmas, que con una barrera salarial de casi doce millones de euros necesita tirar de descartes para fortalecer la caja fuerte de cara a construir un equipo más competitivo. 

En este sentido, no lo está teniendo fácil la entidad a la hora de mover las fichas que permitan la contratación de buenos fichajes sin rebasar el tope económico. Como ocurre siempre durante el periodo estival, el ahorro en el conjunto insular ha llegado en un primer momento con las bajas de los futbolistas que acaban contrato. Ahora bien, como todavía hace falta liberar más dinero, el reto está en ver qué se puede hacer con aquellos jugadores que ya no interesan pero siguen teniendo contrato en vigor. A esto se le suma otro inconveniente: da la casualidad de que estos perfiles no han tenido demasiados minutos con García Pimienta, por lo que la falta de escaparate dificulta que haya otros clubes interesados en su compra. 

Más allá de Raúl Fernández, el repertorio de nombres que se encuentran en la rampa de salida está suponiendo todo un obstáculo para la progresión futbolística de la Unión Deportiva. Otro ejemplo sería el del tinerfeño Maikel Mesa, de quien se quiere prescindir a toda costa y para quien no se maneja en estos instantes una solución provechosa. El Albacete parece ser a día de hoy uno de los interesados en vehicular su fichaje, máxime teniendo en cuenta que el centrocampista dejó buenas sensaciones cuando estuvo cedido allí en la campaña 2019/2020. Los pronósticos sobre su futuro en las apuestas online de España invitan a pensar que este podría ser su mejor rumbo. 

Desde la presidencia de Las Palmas han manifestado públicamente que todavía faltan cinco o seis jugadores por salir, una cifra que supone la mitad de lo que en un principio se barajó al término de la temporada. Se trata de un escenario que para Miguel Ángel Ramírez no está siendo sencillo de resolver, sobre todo porque, como él mismo ha dicho, hay futbolistas en venta cuyo valor de mercado ha descendido después de que tuvieran una muy baja participación en el campeonato. Los principales señalados serían Erick Ferigra, defensa central que comenzó la temporada siendo titular con Pepe Mel y del que ya nada más se supo cuando llegó Pimienta al Banquillo; Óscar Pinchi, centrocampista que tan sólo pisó el campo en la última fecha del calendario liguero; y Unai Veiga, mediocentro que ha jugado 38 minutos en la LaLiga SmartBank. Todos ellos tienen todavía un par de años firmados. 

En la lista negra también se incluyen Raúl Navas y Ale Díez. El primero de ellos sí llegó a tener un peso importante en los primeros compases del curso, hasta que Saúl Coco entró en escena y terminó arrebatándole la titularidad en el eje central de la defensa. Su contrató se renovó de forma automática tras haber disputado el volumen de partidos necesario para ello. En cuanto a Díez, se trata de un lateral derecho que afronta su última temporada estando a la sombra de Álvaro Lemos, que ha jugado todos los partidos de inicio. 

Después de llevar a cabo el último entrenamiento de la semana en la ciudad deportiva, la plantilla al completo de la Unión Deportiva Las Palmas, excepto Kirian Rodríguez por presentar síntomas de la Covid-19, se encuentra concentrada en Marbella. Allí permanecerá hasta el próximo día treinta para disputar cinco duelos de pretemporada; Espanyol, Lille, Cádiz, Al-Shabab y Al Nassr serán sus contrincantes.

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

El tiburón de Melenara, en Telde, coge confianza y se acerca mucho a la orilla (VÍDEO)

Un tiburón en la playa de Melenara obliga al cierre temporal de la misma (VÍDEO)

Alerta por el auge entre los jóvenes españoles del karkubi, la droga barata llegada de Marruecos (AUDIO NOTICIA)