ÚLTIMA HORA

Puigdemont sale de la cárcel tras pagar la fianza

"Es una vergüenza para Europa tener presos políticos", ha declarado tras abandonar la prisión

Canarias Noticias - 06/04/2018

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont abandonó hoy poco antes de las 14.00 horas (12.00 GMT) la prisión de Neumünster, en el norte de Alemania, donde ingresó el pasado 25 de marzo tras ser detenido en aplicación de la euroorden dictada por España.

En sus primeras palabras tras salir de la cárcel, Puigdemont ha exigido la libertad de todos sus compañeros que siguen en prisión y ha considerado que es "una vergüenza para Europa" que existan "presos políticos".

Además, el dirigente independentista ha exhortado al Gobierno a "iniciar el diálogo" sobre Cataluña. "Las autoridades españolas no tienen ninguna excusa para no iniciar el diálogo", declaró a la prensa al salir del centro de detención de Neumünster en el norte del país. "Hemos pedido diálogo durante años y obtenido como respuesta solamente violencia y represión", alegó.

Ante decenas de periodistas y reporteros gráficos, Puigdemont salió del centro penitenciario acompañado de sus abogados y agradeció las muestras de apoyo y solidaridad recibidas en los últimos días.

Poco antes la Fiscalía General de Schleswig-Holstein informó de que Puigdemont había presentado la fianza de 75.000 euros que le impuso ayer la Audiencia Territorial de ese estado federado para dejarlo en libertad.

El expresidente autonómico comunicó también a la Fiscalía el lugar en el que va a residir en Alemania mientras el tribunal estudia su entrega a España por malversación de fondos públicos, después de descartar el delito de rebelión.

La Fiscalía, que avanzó que no facilitará esa dirección, informó a la prisión de Neumünster a las 11.14 horas (09.14 GMT) de que el político independentista podía ser puesto en libertad de forma inmediata.

Fuentes de la Fiscalía indicaron a Efe que ese organismo no tenía margen pare recurrir la decisión de la Audiencia.

A la prisión se acercaron también una veintena de simpatizantes y el empresario catalán Josep María Matamala, amigo personal del expresidente de la Generalitat y una de las personas que le acompañaba en el coche con el que entró en territorio alemán el domingo 25 de marzo, cuando fue detenido.

Regresaba de Helsinki, donde había dado una conferencia en la universidad, y pretendía llegar a Bruselas, donde fijó su residencia huyendo de la justicia española.

Esta tarde, Puigdemont tiene previsto ofrecer a las 18.00 (16.00 GMT) una rueda de prensa en Neumünster, a donde se dirige también una delegación de diputados de su partido, Junts per Catalunya(JxCat), y de ERC que ha viajado a Alemania.

La Justicia alemana descarta el delito de rebelión

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein descartó este jueves el delito de rebelión en el proceso de extradición a España del expresidente de la Generalitat y lo dejó en libertad bajo fianza mientras estudia la entrega por malversación.

Según explicó el tribunal en un comunicado, la sala primera de lo penal considera que la imputación del delito de rebelión es "inadmisible" por no cumplirse el requisito de la violencia, pero cree que sí puede ser aceptado el de corrupción, como malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue adelante.

La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política: "Con la malversación de fondos públicos, al perseguido se le acusa de un acto concreto castigado también por la legislación alemana, no por sus ideas políticas".

Aunque afirma que continúa el riesgo de fuga, el tribunal opina que, al ser "inadmisible" el delito de rebelión, ese riesgo se reduce de forma considerable, por lo que ordenó dejar en libertad al político independentista con una fianza de 75.000 euros.

Según apunta, "por motivos jurídicos" no puede aceptarse una extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español, ya que "los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania según la legislación vigente aquí".

A su juicio, el delito que podría ser equiparable en Alemania, el de "alta traición", no puede aplicarse porque no se cumple el requisito de la "violencia".

En un caso similar, el Tribunal Supremo alemán determinó que para cumplir con el concepto de violencia "no basta con que se amenace con ella o que se use" para inducir a los órganos del estado a actuar del modo deseado, sino que es necesario también que esa violencia tenga la capacidad de "doblegar la voluntad de esos órganos constitucionales". "Este no es el caso", destaca.

Noticias relacionadas

Noticias más leídas del día

Un agricultor explica la destrucción de la agricultura en España

Al filo de la medianoche del 2 de Febrero de 2023